Guía de Cádiz: 'Santa María del Mar'

Esta serie de fotografías de Daniel Vázquez, tan CASA LAMAR, reflejan el vocabulario visual que es nuestra inspiración creativa constante.

Santa María del mar, la playita de las mujeres, un espacio único de nuestra ciudad que, cada primavera, recobra su momento más sublime. La brisa repleta de una luz clara y gentil, que no deslumbra sino que acaricia, llena de cristales de sal renovada. Sentarse en la arena, quizás cerrar los ojos y escuchar el suave batir de las olas, o caminar descalzos como si no existiera el tiempo, solo el espacio, este espacio.

Orientada al sur y a poniente nos trae el rumor del África cercana, pero también unos atardeceres de mayo con los que recrearse con su espectáculo de naranjas o violetas. A su espalda, arriba, las palmeras y El Pirulí, con su silueta delgada de barco, son testigos de las maravillas que este enclave único gaditano nos regala.

En ella quedan vestigios de la calzada que unía Gades con Roma, una ocasión para dejar libre la imaginación y trasportarse a otros mundos, a otras épocas, pero vivos para el paseante. Sentir que este cielo redondo y azul, que esta brisa de primavera, son igual que los que otros vivieron hace miles, sí, miles de años, aquí.

Esta serie de fotografías de Daniel Vázquez, tan CASA LAMAR, reflejan el vocabulario visual que es nuestra inspiración creativa constante: los espacios, los momentos, la belleza íntima de nuestro sur hecho costa, el encuentro de nuestra tierra con el mar inmenso.